El Kraken

Blog de relatos cortos y reseñas de literatura de fantasía y ciencia ficción

Portada » Entrevista a Raúl Alcantarilla

Entrevista a Raúl Alcantarilla

A propósito de Max Magnus

Raúl es escritor de fantasía y maquetador de libros. Lector voraz de literatura de género y amante del manga y el anime. Disfruta de las series de televisión y de los juegos de rol. No puedes perderte su blog y sus redes, en los que recomienda lecturas y ofrece consejos para escritores independientes.

Autor de la trilogía de Max Magnus, y de su novela más reciente: La Bendición de Vivian. También ha escrito dos libros de no ficción en los que recoge sus conocimientos sobre escritura y autopublicación.

Conocí a Raúl en una formación que compartimos en 2022 y he descubierto en él, no sólo a un gran profesional, sino también a un compañero atento y generoso.

Lo he enrolado en esta nueva sección del blog del Kraken para que sea él mismo el que nos hable de su novela y sobre literatura de género.

Max Magnus, ¿fantasía juvenil o adulta?

Si tengo que elegir entre uno y otro, diría que fantasía juvenil.

Creo que algunas de las historias de la trilogía, y sobre todo algunas actitudes del protagonista, son mucho más humorísticas ante el lector adulto: ese que lee la situación, y no puede evitar sentir una punzada de vergüenza, porque piensa: “uf, si es que yo también hacía o pensaba tonterías así a su edad”.

Pero las edades y el tipo de conflictos al que se enfrentan los protagonistas, va a encajar más con el lector de juvenil: ese deseo de encontrar tu lugar, entre todas las posibilidades a tu alcance; de buscar aquellas personas en las que quieres confiar, en un momento donde sientes (a veces con razón) que los adultos a tu alrededor no te entienden.

Y también, esa búsqueda de tu propia brújula moral. De lo que consideras bueno y malo tú, como individuo, a partir de tu propia experiencia y de la influencia de las personas a tu alrededor.

¿Es fantasía épica o fantasía heróica? ¿Qué diferencias hay?

Un fenómeno curioso que se da en la fantasía (y supongo que en otras cosas) es que la definición académica de un subgénero, y la usada por la gente común, no coinciden. Es algo que pasa mucho, por ejemplo, con la alta y la baja fantasía.

La definición estricta es que la alta fantasía transcurre en un mundo imaginado, completamente desconectada del real. En la baja fantasía, existe tanto nuestra Tierra como otros mundos. Y, sin embargo, esta distinción suele usarse para decir cómo de distinto es el mundo de fantasía de una novela al nuestro. La baja fantasía, en ese caso, se asocia más con los mundos más realistas.

Cuento esta chapa, porque tal vez pase lo mismo con la fantasía épica y heroica. Tal vez haya diferencias, pero a menudo se usan de forma indistinta.

En algunos casos, he visto el primer término asociado a obras como El señor de los anillos, y el segundo con obras de espada y brujería, cuyo mayor exponente es Conan. Hay quien considera que la fantasía épica tiene una mayor escala, mientras que la fantasía heroica pone un mayor foco en el protagonista, el héroe, en detrimento de un mayor elenco de personajes.

¿En resumen? Que francamente, no sé bien qué decirte.

¿Cuáles han sido tus influencias para esta novela?

Una de las influencias, aunque sea una obra completamente diferente a esa saga, fue Canción de Hielo y Fuego. Me llamó mucho esa idea de crear un mundo donde la magia ha desaparecido y, de repente, regresa al mundo.

Porque sería un fenómeno traumático, y que provocaría profundos cambios en la sociedad, la cultura y la religión, pero también la forma en que se libran las guerras o el poder político hace sus tejemanejes.

Una de las premisas de Max Magnus es, precisamente, esa. Hace mil años, la única civilización que pudo hacer magia en este mundo desapareció. Y ahora, una organización criminal ha encontrado la forma de utilizar los artilugios que dejaron atrás. ¿Con qué objetivos? Pues aumentar su poder, su influencia y su riqueza.

Por otro lado, también me influyeron las historias de aventuras del estilo de Indiana Jones, o los videojuegos de Uncharted. Pero quería desvincular ese tipo de aventura de ese poso colonialista que tiene el género. Por eso lo moví a un mundo de fantasía y creé una civilización perdida y misteriosa cuyas ruinas se encuentran desperdigadas por la misma tierra en la que vive.

En tu novela aparecen gólems, que son seres de mitología medieval y judía, ¿de dónde surge este interés?

La decisión de incluir el gólem fue, en realidad, bastante utilitaria. Las ruinas llevaban abandonadas siglos, por lo que necesitaba incluir seres que pudieran protegerlas, y que hubieran sido capaces de resistir el paso del tiempo. La idea de utilizar un autómata de piedra no tardó en llegar a mi cabeza.

De hecho, en principio, no sabía que pertenecía a la mitología judía. Fue algo que descubrí después, hablando con mi correctora.

Estamos acostumbrados a las novelas ambientadas en un inamovible medievo europeo, ¿por qué quisiste relatar tu historia en un territorio musulmán?

En realidad, si lo piensas, la novela está inspirada por el medievo europeo. Lo único que hice fue alejar el foco del mundo anglosajón, que está bastante más trillado, e inspirarme en el mundo medieval español.

En el cual coexistieron, con sus más y sus menos, dos culturas: una principalmente cristiana al norte, que coincide más con ese medievo estándar de lo fantástico, y otra donde predominaba la religión musulmana.

El problema es que, cuando se habla del medievo, a veces parece que todo se reduzca al conflicto religioso: tienes la Reconquista, o Las Cruzadas, detrás de las que había unos intereses fundamentalmente políticos, a los que luego se les recubría con una pátina de religión para legitimarlo.

De hecho, el término de Reconquista siempre me ha parecido ridículo. Porque abarca más de 500 años de historia. Y resulta difícil creer que una conquista de nada pueda durar tanto tiempo.

La trilogía de Max Magnus

¿Cómo has llegado a ese detallismo y complejidad ambiental?

Una de las cosas que tenía clara, cuando decidí situar la ambientación de Los orígenes de Max Magnus donde lo hice, fue que quería mostrar algunos de los grises que menciona. Y eso, pues lleva a cierta complejidad y detallismo.

Por otro lado, conforme iba desarrollando la historia, crecía el deseo de convertir la ambientación en algo propio. La idea era inspirarme en, no copiar a.

Las dos religiones principales, el culto al Ungido y al Ignoto, guardan muchas diferencias con el cristianismo y el islam, y están inspiradas en mitologías y conceptos de todo el mundo.

Otro ejemplo, es la mala percepción de los caballeros que existe en esta ambientación, que se explora en la tercera novela de la trilogía. Sus órdenes, de hecho, fueron perseguidas y exterminadas, una vez se descubrió que eran mucho más peligrosas y difíciles de manipular de lo que parecía.

Su caída en desgracia, como muchos elementos de la ambientación, tenía un objetivo: crear un mundo en el que, como en el nuestro, la religión podía utilizarse como excusa o justificación, pero en la que al final, lo que mandaba, eran cosas mucho más mundanas, como la tierra, el poder, o el dinero.

¿Cuáles son los autores de fantasía épica qué más admiras?

Entre los autores que más admiro ahora mismo está Ursula K. Le Guin, a cuya saga de Terramar he dedicado varias entradas en mi página web, porque me parece maravillosa y creo que da una perspectiva fresca y poco común a la fantasía épica.

Sin ser fantasía épica, también me gustaría incluir a Neil Gaiman. Creo que es un escritor con alma de cuentacuentos, y me gusta mucho cómo construye la mayoría de su obra utilizando y moldeando mitos, leyendas y folklore que ya existe y dándoles su propio enfoque personal.

En parte, porque es una idea que a mí también me parece apasionante. Y, durante un tiempo, me sentía culpable por tomar prestados elementos de este tipo, en lugar de crearlos de cero. Conocer su obra, en ese sentido, me resultó muy tranquilizador.

Finalmente, me gustaría mencionar a Terry Pratchett. Aún estoy chapoteando en las orillas del océano que es el Mundodisco, pero me maravilla la capacidad que tiene para combinar la ironía, el humor y una claridad de pensamiento que resulta sobrecogedora.

Háblanos de La Bendición de Vivian

Pues fue un salto al vacío en varios aspectos, después de haber escrito la trilogía de Los orígenes de Max Magnus. Es una novela que desecha, en su mayoría, la acción y la aventura que aparece en estos libros, que nace de mi deseo de crear una obra más pausada y tranquila, que sirva de tributo a uno de los espacios más emblemáticos de la literatura fantástica: la posada.

Porque es un lugar de paso muy común en este género, pero rara vez es el foco de un libro. Y quería cambiar eso.

A diferencia de Los orígenes de Max Magnus, sí que se ambienta en un mundo de fantasía medieval más estándar. No es una novela que esté repleta de un worldbuilding a gran escala. Mis esfuerzos al crear la ambientación se centraron en dar personalidad al valle donde transcurre, al bosque encantado que colinda con la posada, y a la propia Bendición de Vivian, la posada que da nombre al libro.

Es una novela que tiene dos protagonistas: uno es Lug, un antiguo mercenario que ha pasado la treintena, y acabó tan hastiado de su oficio, que colgó la armadura, reunió sus ahorros, y se propuso montar este negocio. Pero, ¿por qué una posada? Pues porque su pasión, desde siempre, ha sido la cocina, y quería vivir de ello.

La otra gran protagonista es Gwen, que desde hace unos meses trabaja en la Bendición de Vivian como camarera. Su pasado es un misterio para todos, hasta para Lug, si bien por sus modales y su forma de hablar parece de clase alta, y en algunos momentos, da la impresión de que hace magia.

La obra está estructurada entorno a varios misterios: la identidad de Gwen es uno de ellos, así como su pasado y el de Lug, que también es bastante hermético. Por otro lado, está el bosque encantado que colinda con la posada, al que los lugareños evitan y los visitantes de la posada observan con una mezcla de respeto y temor. Finalmente, una vez empiece el invierno, una criatura sobrenatural se refugiará en el bosque y empezará a acechar los alrededores de la posada.

Estos misterios se irán entrelazando con las historias de los visitantes de la posada, que traerán consigo sus propias historias y problemas.

Estas, a diferencia de las historias de Lug y Gwen, no se cerrarán en el libro. Porque una posada, como dije al principio, es un lugar de paso, donde los viajeros descansan, se reúnen y recuperan fuerzas antes de abandonar su seguridad y seguir con sus propias vidas.

Es una novela que tiene misterio, pero también romance, y que intenta que el lector termine el libro con una sensación cálida y agradable en el corazón. Hay quien me ha dicho que es cozy fantasy, por ejemplo.

la bendicion de vivian
La última novela de Raúl Alcantarilla

Como lector… ¿Tienes un ritual de lectura?

Me gusta leer por las mañanas, mientras me tomo el café, ya que es algo que me sirve como calentamiento antes de sentarme a escribir. Y también en el transporte público, siempre que no vaya como una sardina en lata.

Salvo contadas excepciones, no soy el tipo de persona que devora libros. Este año 2023, creo que solo ha sucedido con un par de obras: La Guerra de la Amapola y Babel, de R. F. Kuang, que están entre mis favoritas del año.

Eso no significa, sin embargo, que el resto de lecturas no me engancharan. Podían hacerlo, pero no tenía esa voracidad que te puede llevar a estar tres horas seguidas leyendo.

¿Cómo sales de un bloqueo lector?

No es algo que me pase a menudo, por varios motivos: diría que, el primero, es que no me cuesta abandonar libros si no les encuentro ningún valor o se me hace pesada. Aunque no pase siempre, creo que a veces el bloqueo lector nace de obligarte a terminar algo que no quieres leer.

Por otro lado, intento pensar poco en la temible “pila de pendientes”. Hasta hace unos meses, de hecho, no tenía más de 2 o 3 libros comprados y pendientes de lectura. Entonces pasó el Celsius, y algunos eventos donde desvirtualicé a maravillosos compañeros escritores, y creció de forma desmedida.

Durante un tiempo, la tenía ahí, a la vista, la llamaba “la pila de la vergüenza”. Pero me daba ansiedad. Así que la metí en un armario, y cuando me apetece leer un libro de esa pila, pues lo leo. Pero si quiero leer otra cosa, la compro y la leo sin sentirme culpable.

En los raros casos donde me pasa, pues tiro por algo completamente distinto. Además de la novela fantástica, que ocupa la mayoría de mis lecturas, también me gusta leer obras de divulgación histórica o filosófica. La última vez que me tuve uno, por ejemplo, eché mano de varias obras de este tipo, como La sociedad del cansancio. Cambiar de aires, en ese sentido, me ayudó mucho.

¿Qué estás leyendo ahora?

Ahora mismo estoy leyendo dos obras que se inspiran en los mitos del norte de España para constar sus historias: una es Alter Cantabria, y la otra, El pacto de los jentiles. Son dos obras que llevaban un tiempo en mi lista de pendientes, y había llegado el momento de leerlas.

Un pequeño párrafo dirigido al autor entrevistado, antes de dejarte sus redes sociales:

Raúl, gracias porel tiempo que has dedicado a este blog para hablarnos sobre fantasía épica, tus influencias y sobre todo de tus novelas.Yo acabo de ampliar mi “pila de la vergüenza” con «La Bendición de Vivian». Estoy segura de que los lectores del blog, también.

Puedes encontrar a Raúl Alcantarilla en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: www.juliavila.com.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Web Empresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Volver arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su experiencia de navegación. Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso.    Configurar y más información
Privacidad